APROVECHA TU CRISIS (Michel Domit - El Santuario)

Por: Michel Domit

EMPRESARIO

EL SANTUARIO / MICHEL DOMIT


¿Qué significan las crisis en tu vida?

¿Te causan angustia?


Aunque pueda parecer mentira, las crisis tienen una razón de ser en nuestras vidas:


Nuestra Evolución y Crecimiento Interno


En muchas ocasiones no entendemos que las crisis tienen una verdadera razón para estar en nuestras vidas y ésta no es otra que nuestra evolución y crecimiento interno. Inevitablemente, en el momento en que aparecen, nos concentramos simplemente en el dolor y en la incertidumbre, ocasionándonos un sentimiento de angustia; pero es realmente importante que tengas la habilidad para darles una atención rápida, y no permitir que se alarguen de manera indefinida. Si no les damos el cuidado y la atención necesaria, podemos caer en un estado de angustia, para vivir sin la paz y quietud mental fundamentales para nuestro bienestar.

Atender las crisis al igual que atenderíamos nuestro cuerpo ante el dolor, que no deja de ser un maravilloso mecanismo de retroalimentación para nuestro organismo nos permite saber que algo está mal, provocando un desequilibrio que rompe el estado de salud. El dolor es para el cuerpo lo que las crisis son para la mente y el alma.


Como dato curioso, en China la palabra crisis quiere decir oportunidad para crecer.


Podemos decir que la crisis consta de tres etapas:


1.- Decirle “no” a tu mundo actual:


En esta etapa comienzas a sentirte a disgusto, inconforme y además preocupado y angustiado. A veces las relaciones en las que has estado feliz ya no te satisfacen, o el lugar donde viviste contento por mucho tiempo, ahora ya no es cómodo. En definitiva, es cuando estás hasta la “coronilla” de ciertas situaciones que no te gustan, te frustran y enojan. Lo más importante en esta etapa es que no te aísles y vuelvas a tu centro. Si puedes meditar, aún mejor. Es fundamental tu capacidad de análisis para ver qué te está causando ese malestar.


2.- Creatividad:


La creatividad es la facultad más importante de nuestra mente para poder resolver los problemas y vivir mejor. Eres capaz de crear un mundo nuevo de acuerdo con tus sueños más elevados y no tiene más límite que tu imaginación. Es esta segunda etapa la que más te va a hacer crecer. Te toca imaginar, diseñar y crear tu propio mundo. Permítete volar alto y construir en tu mente el escenario más maravilloso que puedas imaginar, para que realmente salgas reforzado de la crisis. Atrévete a imaginar lo mejor y créete capaz de poder lograrlo.


3.- Implementación:


Se trata de conseguir aterrizar tu nuevo mundo, ese que ya dibujaste en tu imaginación, y materializarlo todos los días. Esta fase requiere de todo tu esfuerzo y es la que hace que el nuevo mundo se haga realidad. De esta forma la crisis, verdaderamente, se convierte en el motor de tu evolución y progreso.


Ahora, te invito a que te preguntes:


¿Cuáles han sido las cinco crisis más importantes de tu vida?


Describe cómo te han hecho crecer cada una de ellas y si creciste o decreciste en experiencia y sabiduría.


Sin estas crisis, ¿serías quien eres hoy en día?


Si no, ¿qué tan diferentes serías?


Es muy importante que entrenemos a las nuevas generaciones para que puedan enfrentar sus crisis y crecer con ellas. Por favor, no trates de evitarlas en la vida de tus hijos, mejor ayúdales a entender que éstas los van a ayudar a progresar, aprender y adquirir mayor sabiduría.


Transmíteles que una actitud positiva ante ellas los hará crecer y ser más fuertes. Enséñales a no rechazarlas, a darles incluso la bienvenida con alegría, aunque traigan consigo dolor e incertidumbre.


Ayúdales a solucionarlas con el apoyo de la creatividad y una gran perseverancia por su parte.


Si Dios conmigo ¿Quién contra mí?



40 vistas0 comentarios