LA VALENTÍA DE PERSEGUIR TU SUEÑOS (Gustav Juul - Adizes Institute)

Por: Gustav Juul

Principal CDMX

Adizes Institute & Adizes Executive Search


“Todos nuestros sueños pueden cumplirse,

si temenos la valentia de perseguirlos.”

Walt Disney


Cualquiera tiene la capacidad de soñar, pero no todos tienen la voluntad de perseguir sus sueños. En mi experiencia las personas que no se permiten vivir sus sueños, a menudo tienen alguna creencia limitante que les hace pensar que sus circunstancias les impide lograr las cosas que quien. Todos tenemos circunstancias únicas en nuestras vidas que podemos usar como excusas.

Encontrar el camino e implementar los cambios en nuestras vidas que nos brinden la posibilidad de hacer realidad nuestros sueños, es de lo más satisfactorio que podemos hacer por nosotros mismos. Nunca somos demasiado viejos, demasiado pobres, demasiado jóvenes o demasiado enfermos para vivir nuestros sueños. Es posible, de hecho es probable, que no logremos cumplir nuestro sueño de la misma manera que los demás, pero cuanto antes empecemos, más cerca estaremos.


En muchos sitios podemos leer versiones de la frase: “Los sueños son solo sueños hasta que nos decidimos a hacer algo con ellos.”. Suena lógico, pero ¿que es lo que hace que perseguir nuestros sueños sea tan difícil? ¿Será la magnitud del compromiso? ¿Será la dedicación que nos imaginamos que requiere lograrlo? ¿Serán los sacrificios que requiere que nuestro sueño se convierta en realidad? ¿Será la posibilidad de un fracaso? o tal vez sea, que sentimos que otros no creen en nosotros y eso a su vez nos impide creer en nosotros mismos.


En mi caso siempre tuve la inquietud de ser empresario y como dicen el primer paso fue el más difícil. Tras haber ayudado a una empresa a salir a bolsa, el dueño me devolvió el favor despidiéndome porque supuestamente le salía “caro”. Nunca se lo he agradecido, pero fue lo que necesitaba para sentarme a pensar y descubrir que si lo había logrado por cuenta ajena, también lo podría lograr por cuenta propia. A veces lo único que necesitas es un empujón y un poco de adversidad en el camino.


En el inter que existió entre ser un empleado con un sueldo fijo y ser un empresario con un rendimiento similar, hubieron muchos altibajos. Más de un amigo y algunos familiares me daban sus razones por las que pensaban que debería volver a un gran corporativo. Claro que lo escuchaba y naturalmente me preocupaba mi decisión de no volver. Pensé, ¿Qué podría ser mayor que la aprobación de los demás? Concluí,¿Qué tal la aprobación de mi mismo? Tras unos meses me di cuenta de que en esta aventura que es la vida, soy YO el que me estoy realizando como persona a través de perseguir mi sueño y soy YO quien el día de mañana deberé poder mirar hacia atrás y estar contento con las decisiones que tomé. Hoy creo en mí mismo, feliz de perseguir mis propios sueños.


Entonces, ¿por qué es importante perseguir tus sueños? Yo respondería de esta manera: “No debemos permitirnos ser mediocres cuando la vida es tan extraordinaria. Amigos solo tenemos una vida, debemos vivirla como queremos, apreciar cada aspecto de ella y eso solo lo podemos lograr persiguiendo nuestros sueños.”


La valentía

Perseguir un sueño es una aventura “solo para los valientes”. Si tu eres de los valientes y estas dispuesto a dar el primer paso, te comparto algunas cosas que debes saber sobre tu próximo viaje:


1. Encuentra tu sueño

¿Qué es lo que siempre has querido hacer? ¿Viajar por el mundo? ¿Escribir un libro? ¿Lanzar un negocio? No importa cuál sea tu sueño, no lo descartes. Si hay algo en tu instinto que te dice que esto es lo que debes hacer, te lo debes a ti mismo, al menos, reconocerlo y empezar a idear un plan de cómo podrías llegar a lograrlo. En mi experiencia, solo el hecho de tenerlo en papel te ayudará a darte cuenta de que igual no estas tan lejos de poderlo hacer realidad.

Siéntate, escribe tu objetivo, comienza a imaginarte como sería y cual podría ser la ruta para llegar hasta allí. ¿Necesitas dinero? Ahorra, y con cada peso ahorrado más cerca estarás de logarlo ¿Necesitas capacitarte? Empieza con una simple clase y con cada clase a la que vayas, estarás es tanto más cerca del objetivo. No se llega de golpe, se llega pasito a pasito.


2. El momento perfecto es un mito

Siempre habrá una excusa para que dejes pasar otro día más, esperando a que se den las circunstancias perfectas en tu vida. Si quieres convertirte en un “cazador de sueños” da el primer paso este mismo instante. No pospongas vivir tu sueño hasta mañana. No tenemos garantizado un mañana.


3. No dudes

¿Alguna vez has tenido que subir una cuesta en una excursión que hiciese? ¿Cuando estabas iniciando la subida que sentiste? Lo cómodo hubiese sido quedarte donde estabas, pero te hubieses perdido una aventura, unas vistas espectaculares y una experiencia increíble con tus compañeros de viaje. Lograr tus sueños funciona de la misma manera. Podemos soñar con escalar una montaña o podemos escalar la montaña y vivir recordando lo increíble que fue estar en la cima. La clave es darse cuenta de que hay más cosas positivas que negativas.


4. Silencia a los escépticos

Supongo que todos hemos tenido personas muy cerca de nosotros, que nos dijeron que lo mejor sería no perseguir nuestro sueño. Cuando yo me lancé ya tenia familia, hijos, compromisos económicos, un horario y nada que me garantizaba tener éxito. En lugar de seguir el camino que conocía y tomar otro trabajo, decidí que la falta de confianza que me mostraron quien no creía en mi, no me afectara y persistí en mi voluntad de trabajar para que mi sueño se hiciera realidad.

Cada vez que me he lanzado a crear una nueva empresa RHHR Group, Muuwho, este mismo libro “Pinceladas de 100 líderes empresariales” y muchas más que no funcionaron, han habido escépticos que no creían, que me decían que no podría o que posiblemente podría pero que afectaría lo que ya tenia y para que arriesgarlo. Siempre habrán escépticos, pero es tu vida, no la de ellos.


5. “Algún día…”

¿Cuántas personas habrán dicho que “algún día” perseguirán sus sueños y perseguirán su pasión? Si no tenemos cuidado, es muy fácil que nosotros mismos formemos parte de ese grupo de personas. El problemas es que un “algún día” es imposible meterlo en el calendario y lo más probable es que pases el tiempo y nunca llegue “ese día”. Después de unos años “ese día” se suele intercambiar por “Si solo hubiese…” y es la señal de que dejaste que tus sueños se quedaran en “algún día”. No dejes que te pase a ti.


6. Atrévete

Aquí es donde los soñadores a menudo se quedan atrapados. Sin un sueño, una idea, una inspiración, no ha nada, para crear se necesita acción. Piensa en todos esos grandes soñadores de nuestros tiempos que lograron volar, inventaron el internet y el café instantáneo. Piense en los roles que juegan esos sueños en todas nuestras vidas. Sin acción no habría nada.


7. Aparecerán obstáculos

Cuando estés persiguiendo tu sueño, prepárate para enfrentar obstáculos. Todo “cazador de sueños” los encuentra. Lo importante de los obstáculos es que debes aprender de ellos, encontrar una solución y continuar tu camino. Si Mark Zuckerberg, se hubiera rendido cuando tuvo su primer gran obstáculo en 2006 dudo que Facebook hubiese logrado cambiar la forma en la que todos nos comunicamos hoy en día.


8. No hay rápido y fácil

A veces las personas quieren ir tan rápido que se sabotean a ellos mismos. No existe un botón que podamos apretar para saltarnos todos los desafíos y irnos directamente al éxito. Hay que vivir lo desafiante y bueno, además así sabrá todavía más dulce la victoria.


9. Es tú responsabilidad

Es tú responsabilidad hacer realidad tú sueño. Sin duda todo el mundo esta ansioso de algún día conocer el sueño que hiciste realidad y que cambie sus vidas para siempre, pero es tú sueño, tu bebé, y a nadie la apasionará tanto como a ti.


La vida es demasiado emocionante para no vivirla al 100%

Los temores son normales para cualquiera que contemple un cambio de vida, y ciertamente son válidos. No es fácil dar ese salto, especialmente cuando el miedo, la preocupación y la duda empiezan a asomarse en nuestras conciencias, pero, a veces, los riesgos que no tomamos son los que más lamentaremos.


Aunque no haya una garantía para los que persiguen sus sueños, ni cuanto tiempo tardaremos en lograrlo, nunca sabremos lo que realmente nos espera en la cima. Además muchos hablan del final de la aventura, del logro, pero pienso que para las personas realmente felices es aún más enriquecedor el camino.


Cual es mi lógica: Imagínense que se le dan dos opciones. La primera que se te conceda todos tus sueños, con la condición de que te conviertas en una persona de 80 años sin ningún recuerdo de cómo “llegaste”. La segunda es volver a tener 25 años y tener toda una vida para intentar lograr todo tus sueños.


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo